Carillas dentales

Tener una dentadura que permita lucir una sonrisa perfecta es el sueño de cualquiera, y hacerlo realidad es posible con las carillas dentales, un tratamiento estético indoloro que te garantiza una boca radiante.

Si tienes pequeños problemas estéticos en tu boca,  las carillas estéticas pueden ayudarte. Este tratamiento indoloro se realiza en clínicas dentales y consiste en pegar, mediante unas potentes sustancias, unas pequeñas láminas de un grosor de entre 0,8 y 1,5 milímetros, sobre la superficie de la cara externa del diente, que camufla la pieza dental real, proporcionando un aspecto más estético a la sonrisa.

Procedimiento

El procedimiento para colocar carillas dentales es muy sencillo, ya que hay que tallar muy levemente los dientes. Las carillas dentales son finas láminas de porcelana o cerámica que se adhieren a las piezas dentales con la finalidad de mejorar el aspecto estético (color, forma, tamaño), ya que muchas veces los dientes no tienen las características adecuadas y la mejor forma de lograr perfección es mediante estas carillas de porcelana.

Este tratamiento se rige a un protocolo estricto, pero fácil y rápido; a continuación explicamos los pasos del procedimiento:

Pasos del tratamiento con carillas dentales

Primera cita

Historia Clínica: El paciente manifiesta el motivo de consulta, comenta sus hábitos y sus antecedentes médicos. El especialista le realiza el examen clínico, examina la mordida, observa las áreas de decoloración y su extensión, la relación con los dientes vecinos y antagonistas, escogiendo el color, morfología dentaria y la posición con respecto a la boca y los labios cuando se habla, también se toma una impresión para obtener un modelo de diagnostico.

La selección de color: El color de las carillas dentales se escoge antes del tallado. El color que se escoge debe armonizar con los dientes adyacentes y debe considerarse la edad, sexo, preferencias, etc.

La mayoría de las decoloraciones vienen desde dentina, así que si el esmalte se adelgaza cuando se talla el diente, la decoloración se resalta más cuando se escoge el color, debe determinarse si se va usar opacadores y en qué  zonas se van a colorear.

Segunda cita

Se preparan los dientes, se toma las impresiones y registros interoclusales.

Al empezar  el preparado dentario se administra anestesia local; a pesar que  la preparación es mínima, para evitar cualquier sensación dolorosa o incomodidad durante el tratamiento. La anestesia es mínima, pero necesaria.

Para dientes con lesiones cariosas, se eliminará primero las mismas, se las restaurará provisionalmente y luego se tallara la pieza para la carilla .

Se preparara el diente con mucho cuidado y lentamente siguiendo el contorno de la superficie del diente para evitar exponer la dentina.

Es posible restaurar con carillas dientes con microdoncia (dientes pequeños) sin ninguna preparación; solo bastará definir ligeramente la terminación de la carilla (a la altura del cuello dentario) para que el técnico dental pueda observar y definir el margen de la carilla de porcelana durante su elaboración.

En la mayoría de los casos no hay necesidad de protección temporal, debido a que se mantiene una capa de esmalte. La sintomatología de hipersensibilidad casi nunca ocurre, sin embargo cuando la dentina es expuesta o cuando la coloración fuerte está presente es necesaria una restauración provisional.

Tercera cita

Se cementan en su lugar las carillas de porcelana.

Para la colocación de la carilla dental primero se hace una prueba, luego se realiza un tratamiento  a la carilla, se graba el esmalte con un ácido para lograr una adhesión química (el diente queda poroso temporalmente), se coloca el agente de unión al esmalte y finalmente se coloca la carilla con un cemento.

Se hace el ajuste oclusal y el pulido de asperezas, es decir se controla la mordida, verificando que no haya contactos prematuros que podrían hacer caer la carilla.

Las siguientes citas serán para sus controles respectivos de mantenimiento e higiene. No olvide que las carillas tienen un tiempo de duración de aproximadamente 5 años.

Recomendaciones para las carillas dentales

La higiene dental con las carillas dentales es fundamental para ayudar a su mantenimiento. Tenga presente que si por falta de una adecuada higiene dental las encías se inflaman, comprometerá seriamente el estado y aspecto de las carillas.

Debemos tener cuidado con morder alimentos duros, como morder manzanas o alimentos duros. Habrá un riesgo de desprendimiento.

Si por alguna razón la carilla de porcelana se cae, debemos de comunicarnos con la clínica dental y solicitar una cita para poder proceder al repegado.