Los implantes dentales son una alternativa para restaurar la salud, y  devolver la función y estética de su boca; brindando enormes beneficios que usted comprobará al sentirse con la misma confianza que tenía antes de perder una o más piezas dentarias.  Es por esta razón que los implantes dentales se han vuelto uno de los tratamientos más requeridos y de primera elección en personas que quieren volver a recuperar la función y estética de los dientes naturales.

¿Que son los Implantes Dentales?

Los implantes dentales son pequeños dispositivos en forma de tornillos  hechos de un material llamado titanio, que es totalmente compatible con nuestro organismo, se coloca en el tejido óseo (hueso), remplazando la raíz de la pieza dentaria  faltante;  de esta manera tendremos un diente artificial en el lugar del que ya se extrajo, devolviéndole así la función y estética al paciente.

¿Cómo se colocan los implantes dentales?

Muchas personas al pensar en los implantes dentales pensarán que es procedimiento quirúrgico complejo y doloroso, pero en realidad es un procedimiento indoloro y rápido, se divide en dos fases:

Fase quirúrgica

Que se realiza mediante un cirugía, en donde mediante una pequeña intervención de unos 20 minutos se realiza una apertura secuencial del hueso receptor y luego se instala el implante dental. Este implante dental permanecerá aproximadamente unos 3 a 6 meses en el hueso hasta que complete un proceso denominado oseointegración, que unirá el implante de titanio al hueso, para que de esta forma pueda soportar las cargas masticatorias intensas.

Existe algunas alternativas para poder colocar el implante y la corona en una sola sesión, pero es un procedimiento muy limitado. Lo que sí se puede realizar es colocar el implante y luego dependiendo de las necesidades estéticas se puede colocar una prótesis provisional.

Para proceder a colocar los implantes dentales es necesario realizar el diagnóstico y establecer el plan de tratamiento del caso. Los pasos serían de la siguiente manera:

Evaluación: Se realiza un chequeo clínico por parte del implantólogo, quién le solicitará una radiografía panorámica y/o una tomografía dental para poder evaluar internamente el estado del hueso y cantidad o volumen de hueso disponible.

Una vez evaluado los exámenes tomográficos, y determinado la factibilidad, se procede a la confección de la historia clínica donde se consignará todos los datos necesarios para realizar el plan de tratamiento. Dependiendo del estado de salud del paciente se puede solicitar algunos exámenes complementarios. En esta cita se fija la fecha para el procedimiento de colocación de implantes.

El día de la cirugía se procede mediante la colocación de anestesia local, muy similar al que se utiliza para una extracción. El procedimiento de la colocación de implantes dura aproximadamente 20 minutos. Luego el especialista le recetará algunos medicamentos para el dolor e inflamación, así como las recomendaciones respectivas.

Fase protésica: Transcurrido el periodo de 3 a 6 meses de colocar los implantes dentales, se procede a realizar la confección de la protesis sobre implantes. Esta fase lleva casi los mismos pasos clínicos que la confección de una prótesis convencional. El tratamiento es variable de acuerdo a la planificación clínica previa y al criterio del Rehabilitador oral.  Todo el procedimiento dura aproximadamente 2 semanas con 4 visitas al consultorio. Es importante realizar las visitas al consultorio para la evaluación de los implantes dentales y realizar el mantenimiento respectivo por medio de un desatornillado de la prótesis sobre implantes y la limpieza respectiva.

¿Cuáles son las ventajas del tratamiento con implantes?

Los implantes dentales nos brindan un sin número de beneficios para nuestra salud bucal, entre ellos podemos mencionar los siguientes:

  • El paciente se va a sentir con la comodidad y seguridad que las prótesis removibles jamás le darán, puesto que brindan una sensación de naturalidad.
  • Brinda un excelente soporte óseo, que nos servirá como pilar para coronas y puentes protésicas.
  • Es un método bastante conservador, ya que no se realizará ningún tipo de desgaste en piezas dentarias adyacentes.
  • Preserva el hueso alveolar, ya que al reemplazar la raíz dentaria por el implante, este le devolverá la función masticatoria, conservando el tamaño, grosor y calidad del hueso alveolar.
  • Mantiene una buena salud gingival, conservando el festoneado natural que éste debe tener.
  • Los implantes dentales facilitan una masticación y trituración adecuada de los alimentos, previniendo así los problemas masticatorios y gástricos al paciente.
  • Facilita la higiene oral.
  • Hay una gran mejora en la autoestima, ya que la estética y el habla se ven beneficiados  enormemente.
  • Brindan una durabilidad mayor que las prótesis convencionales, debido a que logra un buen soporte óseo y facilita la higiene en esa zona.
  • Los implantes dentales son 99,9% biocompatibles con nuestro organismo, disminuyendo así el índice a fracaso del tratamiento.

La edad también juega un rol importante; este tratamiento está indicado en pacientes mayores de 18 años de edad, debido a que hay estudios que prueban que los implantes no acompañan al crecimiento óseo del individuo, es probable que el implante fracase si es colocado en una edad menor a la indicada.

Si bien es cierto que mientras uno es más joven poseemos mejor calidad y proporción de hueso,  no nos hace únicos para este tipo de tratamiento, este también está indicado en pacientes de edad avanzada, donde ya ha habido pérdida total o de muchas piezas dentarias,  los implantes dentales serán colocados como pilares para recibir una prótesis parcial o completa, el procedimiento no siempre será el mismo, pero los beneficios y ventajas seguirán siendo las mismas  y este dependerá del análisis clínico que se realice.

Desventajas del tratamiento con implantes

Este tratamiento es relativamente costoso, mayor a la inversión que se hace al tener una prótesis convencional tales como: coronas, puentes o totales.

Como toda cirugía, ésta también es propensa a desarrollar infecciones si es que no se sigue al pie de la letra las indicaciones y contraindicaciones que el doctor prescriba. Es por esta razón que es más que indispensable tener una buena comunicación entre usted y su Odontólogo para así evitar posibles complicaciones antes, durante y después del tratamiento.

La anatomía  del maxilar superior y mandíbula, muchas veces juega un papel en contra para este tipo de tratamientos, no todos los pacientes son candidatos para recibir uno o más implantes dentales, eso lo determinará un buen análisis de los exámenes auxiliares previamente realizados y de un diagnóstico certero.

Está contraindicado en pacientes especiales que reciben tratamiento farmacológico, debido que en la mayoría de casos , las estructuras dentarias de sostén se ven afectados, haciendo que el implante no logre una osteointegración y posteriormente fracase.